autor
Úrsula

Cada día al despertarme me pongo a hacer caras raras en el espejo, le saco la lengua a mi propio reflejo, me doy golpecitos con las yemas de los dedos y hago una serie de caras de pato como si alguien estuviera sacándome una foto… ¿Me he vuelto loco? No. ¡Simplemente se trata de mi entrenamiento facial matutino! Tengo curiosidad por saber si alguna vez habías oído algo parecido. Creo[…]